homeenfermedadesoperacionesinfopacientesNuestro equipoMultimediaContacto

 


EVENTROPLASTÍA

Anatomía
:La ubicación de la eventración estará dictada por la localización de la cicatriz previa, lo que determina la anatomía de la pared abdominal tanto en la línea media como en sus laterales. Las eventraciones tienen sus orificios en procesos cicatrizales con debilidad llamado anillo, que atraviesa los músculos anchos del abdomen.

¿Qué causas llevan a decidir esta operación?La sintomatología marcará la necesidad quirúrgica. A veces, se acompaña de dolor, el paciente suele comprimirla y reducir su contenido al interior del abdomen. Cuando esto no puede realizarse y presenta un dolor intenso, agudo y, en ocasiones, náuseas o vómitos, puede tratarse de una emergencia médica denominada ¨atascamiento o estrangulación¨ que requiere de tratamiento quirúrgico inmediato. 

Estudios previos:Además de los estudios prequirúrgicos de rutina, la ecografía (ultrasonido), tomografía computada, para evaluar el contenido y el estado de la eventración.

Procedimiento abierto:habitualmente, con anestesia general.
De acuerdo con la ubicación de la eventración, se elegirá el cierre simple con puntos de sutura en algunos pequeños orificios menores a un centímetro, o el cierre del orificio con colocación de una malla o refuerzo. El procedimiento consiste en, una vez abierta la piel y el tejido graso que cubre los músculos, disecar el saco eventrógeno, abrirlo, reintroducir el contenido del mismo en la cavidad abdominal y aproximar los tejidos que forman el anillo, suturándolos con hilos irreabsorbibles o de reabsorción muy lenta. Cierre libre de tensión: este procedimiento es similar al anterior en cuanto a los principios generales, pero en lugar de aproximar los tejidos a tensión, se coloca una malla para cubrir la zona debilitada y reforzarla. Esta red es de material sintético (combinación de polipropilene) y es fijada con puntos de sutura a la pared muscular, dentro de la cual crecerá tejido de cicatrización que la estabilizará definitivamente.

Procedimiento laparoscópico:Solamente anestesia general.
Técnica mínimamente invasiva que realiza el procedimiento quirúrgico a través de tres o cuatro incisiones menores de un centímetro. Bajo anestesia, se introduce anhídrido carbónico en la cavidad abdominal para separar la pared de las vísceras y crear una cámara aérea. A través de los orificios mencionados se colocan cánulas o tubos que permiten deslizar una óptica tubular conectada a una minicámara de video. El procedimiento se realizará observando un monitor. Por los otros orificios se introduce instrumental para cortar, separar, coagular y suturar. Se busca el anillo eventrógeno, se reintroduce su contenido a la cavidad abdominal, por lo que queda libre el orificio o debilidad. Este se cierra aplicando una malla de polipropilene mixta que por sus capas constitutivas permita estar en contacto con vísceras. Se sostiene en posición con puntos de sutura y fijadores de una endoengrampadora. Al terminar se extrae el gas.
En pocos casos por dificultades técnicas, obesidad, cirugías previas o procesos inflamatorios o sangrado puede suceder que deba recurrirse a convertir la cirugía laparoscópica en abierta, ya que la seguridad del paciente es prioritaria. No debe ser vista como un fracaso sino como un cambio de vía o estrategia.

Complicaciones:Como en todo procedimiento quirúrgico deben considerarse complicaciones. Aunque son poco frecuentes, y no se limitan solamente a las siguientes, se mencionan: dolor, sangrado, infección, lesión de órganos, trombosis venosa profunda, hematomas, seromas.

Ventajas:El procedimiento mínimamente invasivo o laparoscópico genera menos dolor postoperatorio, mejor recuperación, mejor cosmética, menor tiempo de internación y regreso temprano a la actividad normal.

Cuidados postoperatorios:ver analgésicos, actividad, alimentación, medicación habitual.